10 day fast

devotionals

DAY TWO: REMAIN IN ME 

 

John 15:4-5 

Remain in me, as I also remain in you. No branch can bear fruit by itself; it must remain in the vine. Neither can you bear fruit unless you remain in me. 5 “I am the vine; you are the branches. If you remain in me and I in you, you will bear much fruit; apart from me you can do nothing. 

 

My daughter, Eliamma, is about to turn 6 years old. As she grows more mature, I’m amazed at the new things she is learning how to do by herself. But at the same time, she is still young enough to be very dependent on me for all her major needs.  When she’s happy she wants to share her victories with me, when she’s sad she runs to me for comfort. When she’s hungry, sick, sad, or excited I love that I get to be the person she turns to because of the relationship it builds between us. As God’s kids, He wants us to depend on Him. In your excitement, in your sorrow, in your needs and in all things, He wants you to share your life closely with Him. This is His motivation for everything in your life- that you would stay closely connected to the Lord throughout your day, each day.

 

That is what “remaining” in the Lord means. Even though I know that one day Eliamma will be an adult and much more independent from me for her needs, our relationship with the Lord is not like that. We will always need Him every second of our life and He delights in our dependence on Him. That relationship found in seeking God in every circumstance is life changing for us and is the central theme throughout the Bible.  

 

What happiness, sorrow, needs or other area of your life can you share with the Lord through prayer today? Go ahead and talk to Him about those things right now and then keep doing it throughout your day! 

DÍA DOS: PERMANECE EN MÍ

 

Juan 15: 4-5

Permanece en mí, como yo también permanezco en ti. Ninguna rama puede dar fruto por sí sola; debe permanecer en la vid. Tampoco puedes dar fruto si no permaneces en mí. 5 “Yo soy la vid; ustedes son las ramas. Si permaneces en mí y yo en ti, darás mucho fruto; Aparte de mí no puedes hacer nada.

 

Mi hija, Eliamma, está por cumplir 6 años. A medida que madura, me asombra las cosas nuevas que está aprendiendo a hacer por sí misma. Pero al mismo tiempo, todavía es lo suficientemente pequeña como para depender mucho de mí para todas sus necesidades principales. Cuando está feliz, quiere compartir sus victorias conmigo, cuando está triste, corre hacia mí en busca de consuelo. Cuando tiene hambre, está enferma, triste o emocionada, me encanta ser la persona a la que recurre debido a la relación que se a establecido entre nosotras. Como hijos de Dios, Él quiere que dependamos de Él. En tu entusiasmo, en tu dolor, en tus necesidades y en todas las cosas, Él quiere que compartas tu vida de cerca con Él. Esta es Su motivación para todo en tu vida: que mantengas una estrecha conexión con el Señor durante todo el día, todos los días.

 

Eso es lo que significa "permanecer" en el Señor. Aunque sé que algún día Eliamma será adulta y mucho más independiente de mí para sus necesidades, nuestra relación con el Señor no es así. Siempre lo necesitaremos en cada segundo de nuestra vida y Él se deleita en nuestra dependencia de Él. Esa relación que se encuentra al buscar a Dios en cada circunstancia nos cambia la vida y es el tema central en toda la Biblia.

 

¿Qué felicidad, tristeza, necesidades u otra área de tu vida puedes compartir con el Señor a través de la oración hoy? ¡Continúa y habla con Él sobre esas cosas ahora mismo y luego continúa haciéndolo durante todo el día!